Sin duda alguna, este culito tan hermoso, asomando el húmedo coñito por debajo cuando lo pone en pompa, no te va a dejar indiferente. Son de las típicas escenas que se te quedan grabadas en la cabeza para toda la vida y que cuando necesitas estar a tono para follar con alguna que no te hace gracia, tiras de esa imagen mental y se te pone como la polla de un caballo solo de pensarlo.