Como regalo de aniversario este hombre le ha querido dar una buena sorpresa a su esposa y no se le ha ocurrido nada mejor que contratar los servicios de un profesional del sexo para que le pegue un buen repaso, y mientras él mira y se masturba mientras los cuernos le crecen poco a poco en la cabeza.