En estos aseos públicos sucede una cosa cuanto menos curiosa, estas sentada meando o lo que sea y de repente aparecen pollas por los agujeros que hay en la pared por si te apetece hacer algo mas que mear. A esta guapa morena ni se le ha pasado por la cabeza desaprovechar esa ocasión de mamar unas buenas pollas.