Estás tan pancho durmiendo un domingo después de haber pasado toda la noche de juerga y la guarra de tu novia aún tiene más ganas de marcha, ¿qué hace entonces para bajarse la calentura?, pues saltar el muro del vecino y tirárselo. Gracias a Dios esto no pasa a menudo porque en teoría nuestras chicas son fieles, pero te aconsejo que duermas con un ojo abierto por si acaso…:P