El estar todo el día rodeada de animales, en estado salvaje, le hace sentir unas irrefrenables ganas de follar.Y como si fuera uno de ellos, le encanta pegarse unas interminables sesiones porno en el establo.