Una pareja elige la escalera para pegar un buen polvo. En posturas casi imposibles follan como locos por el culo, por el coño, y acaban con una buena mamada.