La mujer de su hermano siempre está caliente, y con las tetas que tiene lleva locos a todos los amigos de su marido que están deseando pegarle un buen polvo. Lo que menos se esperaba es que sería su propio hermano el que se la folla tan a gusto mientras el se tira todo el día currando como un cabrón.