La de risas que se habra pegado a costa de su marido esta mujer, vale que el es un voyeur, un miron empedernido enganchado a ver a su esposa sodomizada y follada hasta la saciedad, pero hay que ser imbecil para aguantar eso…